dimecres, 28 de gener de 2009

Silesius

El ser humano se mueve a través de la Historia como un amasijo extraño de combinaciones caóticas.

A veces, uno cree tener la certeza de que, en el brutal corazón negro y espeso de ese pandemónium que es la sociedad, únicamente hay una suerte de ciego apetito autodestructivo; algo así como un anhelo enfermizo de enturbiar un recipiente de agua limpia echando tinta para manchar el líquido bellamente transparente, o como un fantasmal deseo de esperar cada día con malvada insistencia que una planta empecinada brote para destrozar su aspiración solar con dedos puntiagudos y rencorosos. A menudo se siente eso flotando en el aire: olor a muerte.

Del otro lado de esa sensación, y quizá porque es un caos de lo que estamos hablando, de un caos hecho de recortes tensos, pulsátiles y pasionales de vida, también puede sentirse una pulida superficie de tersa inteligencia, o luminosa bondad que se escapa desde los escondrijos más disímiles. Y junto con esa… premonición de la existencia de una corriente de cosas amigables, se experimenta la esperanza en el credo del progreso.

Hablo de sensaciones, ya que con frecuencia es casi una quimera justificar el credo del progreso: die Rose ist ohne warum.

Posiblemente el motivo de que la rosa carezca de motivo sea su explicación y su razón de ser, y su logro.

Posiblemente la sinrazón, lo indescifrable en sí del apego a la bondad y a la inteligencia persistentes de parte de los seres humanos contra la malevolencia y en medio de la inhumanidad sean, no el nombre, pero sí el por qué de la rosa de Angelus Silesius.

Gustavo F. Soppelsa

divendres, 9 de gener de 2009

"Queda establecida, durante diez siglos, la práctica soñada por el profeta Isaías, y el lobo y el cordero pastarán juntos..."


Os Estatutos do Homen

( Ato Institucional Permanente )

Artigo I

Fica decretado que agora vale a verdade.

agora vale a vida,

e de mãos dadas,

marcharemos todos pela vida verdadeira.

Artigo II

Fica decretado que todos os dias da semana,

inclusive as terças-feiras mais cinzentas,

têm direito a converter-se em manhãs de domingo.

Artigo III

Fica decretado que, a partir deste instante,

haverá girassóis em todas as janelas,

que os girassóis terão direito

a abrir-se dentro da sombra;

e que as janelas devem permanecer, o dia inteiro,

abertas para o verde onde cresce a esperança.

Artigo IV

Fica decretado que o homem

não precisará nunca mais

duvidar do homem.

Que o homem confiará no homem

como a palmeira confia no vento,

como o vento confia no ar,

como o ar confia no campo azul do céu.

Parágrafo único:

O homem, confiará no homem

como um menino confia em outro menino.

Artigo V

Fica decretado que os homens

estão livres do jugo da mentira.

Nunca mais será preciso usar

a couraça do silêncio

nem a armadura de palavras.

O homem se sentará à mesa

com seu olhar limpo

porque a verdade passará a ser servida

antes da sobremesa.

Artigo VI

Fica estabelecida, durante dez séculos,

a prática sonhada pelo profeta Isaías,

e o lobo e o cordeiro pastarão juntos

e a comida de ambos terá o mesmo gosto de aurora.

Artigo VII

Por decreto irrevogável fica estabelecido

o reinado permanente da justiça e da claridade,

e a alegria será uma bandeira generosa

para sempre desfraldada na alma do povo.

Artigo VIII

Fica decretado que a maior dor

sempre foi e será sempre

não poder dar-se amor a quem se ama

e saber que é a água

que dá à planta o milagre da flor.

Artigo IX

Fica permitido que o pão de cada dia

tenha no homem o sinal de seu suor.

Mas que sobretudo tenha

sempre o quente sabor da ternura.

Artigo X

Fica permitido a qualquer pessoa,

qualquer hora da vida,

uso do traje branco.

Artigo XI

Fica decretado, por definição,

que o homem é um animal que ama

e que por isso é belo,

muito mais belo que a estrela da manhã.

Artigo XII

Decreta-se que nada será obrigado

nem proibido,

tudo será permitido,

inclusive brincar com os rinocerontes

e caminhar pelas tardes

com uma imensa begônia na lapela.

Parágrafo único:

Só uma coisa fica proibida:

amar sem amor.

Artigo XIII

Fica decretado que o dinheiro

não poderá nunca mais comprar

o sol das manhãs vindouras.

Expulso do grande baú do medo,

o dinheiro se transformará em uma espada fraternal

para defender o direito de cantar

e a festa do dia que chegou.

Artigo Final.

Fica proibido o uso da palavra liberdade,

a qual será suprimida dos dicionários

e do pântano enganoso das bocas.

A partir deste instante

a liberdade será algo vivo e transparente

como um fogo ou um rio,

e a sua morada será sempre

o coração do homem.

Thiago de Mello

Santiago do Chile, abril de 1964


LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE

Queda decretado que ahora vale la verdad, que ahora vale la vida, que con las manos juntas trabajaremos todos por la vida verdadera.

Queda decretado que todos los días de la semana, incluso los miércoles más grises, tienen derecho a convertirse en mañanas de domingo.

Queda decretado que a partir de este instante habrá girasoles en todas las ventanas y que los girasoles tendrán derecho a abrirse dentro de la sombra; y que las ventanas deberán permanecer el día entero abiertas hacia el verde donde crece la esperanza.

Queda decretado que el hombre no necesitará nunca más dudará del hombre

Que el hombre confiará en el hombre, como la palmera confía en el viento, como el viento confía en el aire, como el aire confía en el campo azul del cielo.

EI hombre confiará en el hombre como un niño confía en otro niño.

Queda decretado que los hombres están libres del juego de la mentira.

Nunca más será necesario usar la coraza del silencio, ni la armadura de las palabras.

El hombre se sentará a la mesa con su mirada limpia, porque la verdad pasará a ser servida antes del postre.

Queda establecida, durante diez siglos, la práctica soñada por el profeta Isaías, y el lobo y el cordero pastarán juntos y la comida de ambos tendrá el mismo sabor de aurora.

Por decreto irrevocable queda establecido el reinado permanente de la justicia y de la claridad, y la alegría será una bandera generosa para siempre desplegada en el alma del pueblo.

Queda decretado que el mayor dolor siempre fue y será siempre no poder dar amor a quien se ama y saber que es el agua quien da a la planta el milagro de la flor.

Queda decretado que el pan de cada día tendrá del hombre la señal de su sudor, pero que sobre todo tendrá siempre el caliente sabor de la ternura.

Queda permitido a cualquier persona, a cualquiera hora de la vida, el uso del traje blanco.

Queda decretado, por definición, que el hombre es un animal que ama, y que por eso es bello, mucho más bello que la estrella de la mañana.

Se decreta que nada será obligado ni prohibido; todo será permitido, inclusive jugar con los rinocerontes y caminar por las tardes con una inmensa begonia en la solapa.

Sólo una cosa queda prohibida: amar sin amor.

Queda decretado que el dinero no podrá nunca más comprar el sol de las mañanas venideras.

Que, expulsado del gran baúl del miedo, el dinero se transformará en una espada fraternal para defender el derecho de cantar a la fiesta del día que llegó.

Queda prohibido el uso de la palabra libertad, la cual será suprimida de los diccionarios y del pantano engañoso de las bocas.

A partir de este instante la libertad será algo vivo y transparente, como un fuego o un río, y su morada será siempre el corazón del hombre.


dijous, 8 de gener de 2009

Chi è costui che sanza morte/va per lo regno de la morta gente? (VIII, 84-85), Dante, Inferno

Gaza, noviembre de 2006, un hombre se ocupa de los cadáveres de su mujer e hijos

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Israel/atribuye/error/tecnico/matanza/civiles/palestinos/Gaza/elpporint/20061109elpepuint_2/Tes


SE QUESTO È UN UOMO

Voi che vivete sicuri

Nelle vostre tiepide case,

voi che trovate tornando a sera

Il cibo caldo e visi amici:

Considerate se questo è un uomo

Che lavora nel fango

Che non conosce pace

Che lotta per un pezzo di pane

Che muore per un sì o per un no.

Considerate se questa è una donna,

Senza capelli e senza nome

Senza più forza di ricordare

Vuoti gli occhi e freddo il grembo

Come una rana d’inverno.

Meditate che questo è stato:

Vi comando queste parole.

Scolpitele nel vostro cuore

Stando in casa andando per via,

Coricandovi alzandovi;

Ripetetele ai vostri figli.

O vi si sfaccia la casa,

La malattia vi impedisca,

I vostri nati torcano il viso da voi.

Primo Levi



SI ÉSTE ES UN HOMBRE

Ustedes que viven seguros

En vuestras casas cálidas,

ustedes que encuentran regresando a la noche

la comida caliente y rostros amigos:

Consideren si éste es un hombre

Que trabaja en el fango

Que no conoce paz

Que lucha por un pedazo de pan

Que muere por un sí o por un no.

Consideren si esta es una mujer

Sin cabellos y sin nombre

Sin más fuerzas para recordar

Vacíos los ojos y frío el vientre

Como una rana de invierno

Piensen que esto ocurrió:

Les encomiendo estas palabras.

Escúlpanlas en vuestro corazón

Estando en casa andando por la calle,

Al acostarse al levantarse;

Repítanlas a vuestros hijos.

O que vuestra casa se derrumbe,

La enfermedad los imposibilite,

Y vuestros descendientes les vuelvan el rostro.



dimarts, 6 de gener de 2009

A los fantásticos negros de la Buenos Aires de Manuel Mujica Láinez y a Papá Baltasar


“Según Manuel Mujica Láinez en La máscara sin rostro (1779) la negrita Catalina con esa devoción animal de la cual solo es capaz la raza oscura, cuidaba de doña Leonor Montalvo en sus últimos años. La anciana tuvo la imprudencia de llegar de visita y morirse en casa de su rica y bella sobrina, la joven viuda Rosario Bermúdez, justamente la noche en que en la lujosa residencia se daba un baile de gala virreinal. Rosario, festejada flor de Buenos Aires, archivó a la inoportuna difunta en un desván, cuya llave guardó en su garboso escote ante los sollozos suplicantes de la fiel mulatita. El sarao brilló aristocrático y veneciano, mientras en los últimos patios los africanos reanudaban la zarabanda de los tambores. Catalina, llorosa en un rincón, observó un leproso que se había acercado a mirar de lejos la fiesta cortesana: en su cara de nariz y labios corroídos se destacaban sus ojos espantosamente vivos que admiraban a la bella anfitriona. Retirados los invitados, la negrita tomó al leproso con su mano enguantada de verde chillón y lo empujó suavemente en la alcoba donde se desnudaba la espléndida Rosario y cerró con llave y la guardó en su seno. Luego tiró los guantes.

“La misteriosa mulata de ojos verdes Bernarda Velazco reinaba en el jardín sobre una alfombra donde pulía bronces en el magistral cuento La hechizada, 1817. Hija de uno de los señores de la casa, se vengó en reivindicación de su identidad ambigua: hipnotizó a la niña Asunción y lentamente se metamorfoseó en ella y adoptó su lugar.

“En La mojiganga, 1753, el negro Antón, a pesar de las advertencias de su mujer Dalila, se sentía a orgulloso de su traje nuevo y de ser el verdugo que aplicaba los azotes a los condenados, en su mayoría negros. Su cargo lo había alejado de las noches de tamboril y vihuela con los de su raza. Pero en carnaval los enmascarados vinieron a buscar a Antón que marchó alegre vestido con el ropón remendado al estilo de los monjes penitentes que le proveyeron en el carromulticolor. A la noche llegó la mula con un enmascarado: Antón apuñalado y atado.

“La pulsera de cascabeles, 1720, retrata a los ingleses de la South Sea Company con monopolio en importación de esclavos en Buenos Aires. En la barraca de la Compañía negrera ha muerto de peste la delicada Temba y su hermano Bingo salmodia su canto fúnebre. El ciego Rudyard se dirige a la cuadra inmunda: “Esto de la pulsera de cascabeles es una invención suya, solo suya. Cuando descargan en Retiro una remesa de África, Rudyard anda una hora entre las hembras, manoseándolas o rozándolas apenas con las yemas de sus dedossutiles. Escoge la preferida y le ciñe para reconocerla en el rebaño oscuro, la pulsera de cobre. Una mujer osó quitarse la ajorca y recibió cien azotes, había muerto por la mitad de la cuenta, su cabeza pendía como una borla crespa yseguían azotándola.” Ante los setenta silenciosos negros de la barraca, Bingo se coloca la pulsera de cascabeles de su hermana muerta y finge el juego de la persecución amorosa fuera de la barraca y salta el foso como si una serpiente llamara entre las tunas, cuando Rudyard cae, lo golpea con una pala y lo entierra junto con la pulsera.

“Toinette fue la bella joven francesa que dio título a otro cuento de Mujica Láinez. Seducida por el maduro Timothée d’Osmat, había dejado a los veinte años su aldea francesa para convertirse en la marquesa de Buenos Aires. El caballero le había obsequiado al zarpar un negrito de quince años que le sirvió de valet durante la travesía. En el momento en que el navío se incendiaba, atacado por los españoles frente a Buenos Aires, Toinette llamaba desesperada al africano que nadaba como un pez. Le había hecho aire con abanico de palmera y la había mirado durante horas acurrucado como un perro a sus pies; ahora queella yacía entre las llamas y los muertos, aprisionada por el suntuoso mobiliario, necesitaba la ayuda de Maroc. Maroc la besa largamente. De un salto toma la arqueta de joyas. Se detiene junto a Monsieur d’Osmat, le alza la cabeza por una oreja, le escupe en la mejilla y se zambulle en el río. Ni siquiera se ha vuelto a mirar a la mujer que grita de horror.”

http://estatico.buenosaires.gov.ar/areas/cultura/cpphc/archivos/libros/temas_16.pdf


dilluns, 5 de gener de 2009

GAÇA: pilots sans i estalvis...

Els millors dels nostres fills, els destinats a l’aviació, estan atacant a Gaça. Bons nois de bones llars fent males accions. La majoria, correctes, de bona presència, segurs de si mateixos, molts es consideren fins i tot valuosos. Desenes d’ells van sortir el dissabte negre (27/12) a bombardejar blancs del "polígon de Gaça".

Van sortir a bombardejar la formació de fi de curs de joves policies que van trobar un treball fora de sèrie a Gaça i els van matar per desenes; van bombardejar una mesquita i de passada van matar a cinc nenes, totes germanes, filles de la família Balusha (la més petita de quatre anys); van bombardejar una estació de policia i van ferir a una veïna metgessa, ingressada en estat de coma a l’hospital Shiffa, el qual està replet fins a esclatar per la quantitat de ferits i morts; van bombardejar una universitat, a la qual nosaltres anomenem el "Rafael palestí", van destruir l’hostal dels estudiants; van llançar centenars de bombes des del cel blau sense cap oposició dels palestins.

En quatre dies van matar 375 persones. No van fer distincions i no podien fer-ne-, entre algú de l’Hamas i una nena, entre un agent de trànsit i aquell que llança un kassam, entre un dipòsit de municions i un consultori mèdic, entre el primer pis i el segon en un edifici habitat per desenes de nens. Segons els informes, la meitat dels morts van ser civils innocents. No podem "queixar-nos" de la punteria dels pilots per a encertar, no pot ser distint quan l’arma és un avió i el blanc una franja de terra on els habitants viuen tan aglomerats. Els nostres excel•lents aviadors són ara herois sobre els febles: sense altra aviació com oponent, sense cap estructura defensiva contra ells, bombardegen i bombardegen sense que ningú hagi de molestar-los, com si estiguessin en vols de maniobres.

És difícil saber el que passa per llur cap, què ocorre dins llurs cors. Dubto que resulti rellevant. Ells són jutjats per llurs actes. Sigui com vulgui, des d’una altura de milers de peus el quadre es veu asèptic, com les taques de tinta del test de Rorschach: apuntar a l'objectiu, pitjar el botó i hop! s'aixeca un núvol de fum negre. Un altra vegada ells van encercar el blanc. Cap d'ells veu la conseqüència de llurs actes amb llurs propis ulls, ni abans ni després, tan sols miren des de l'altura de l'avió. Segurament penetrats pels contes de terror sobre Gaça -on mai han estat- com si no existissin allí un milió i mig de persones que només volen viure amb un mínim de dignitat. Gaça, on hi ha joves com ells, amb somnis humans semblants: estudiar, treballar, formar una família, encara que no tinguin cap possibilitat de concretar-los, amb o sense bombes.

Pensen els pilots en ells, en els fills dels refugiats i en llurs pares i en els pares de llurs pares els quals ja van ser expulsats de llurs vides? Pensen per ventura en els milers de ferits que queden invàlids per la resta de llurs vides en una zona on no hi ha cap hospital digne d'aquest nom o on no hi ha cap centre de rehabilitació? Pensen per ventura en l’odi terrible que desperten, no només a Gaça sinó en tots els punts del planeta, gràcies a les tètriques fotos exhibides?

No van ser els pilots els que van decidir aquesta guerra, però són els seus executors. Els que van prendre les decisions són els que haurien de rendir comptes, però els aviadors són llurs associats. Quan tornin a llurs cases rebran grans honors, com és costum entre nosaltres, els millors a l'aviació. Crec que ningú tractarà d'encoratjar llurs dubtes morals, al contrari, ells són els veritables herois d'aquesta maleïda guerra.

El portaveu de premsa de l'exèrcit els congratula totes les nits ressaltant el "treball extraordinari" que realitzen, ignorant, per descomptat, ell també, el quadre devastador de Gaça. Després de tot, ells no són els guàrdies fronterers sàdics que torturen als àrabs als carrerons de Nablus ni a la casba d'Hebron, ni els cruels "mistarabim” (unitats de combat israelians amb vestimentes àrabs), que maten a sang freda i a boca de canó. Com hem dit, ells són els nostres millors fills.

Si es trobessin potser en alguna ocasió amb les conseqüències de llur "treball extraordinari", canviarien d'idea, pensarien dues vegades sobre llurs actes. Si fossin una sola vegada a l'hospital Alin a Jerusalem on ha estat ingressada fa ja tres anys la petita Maria Aman, completament paralitzada, aquella que mou les rodes de la seva cadira i així mateix tota la seva vida només amb el mentó, s'horroritzarien. María, la meravellosa, va ser ferida per un coet de fabricació casolana a Gaça, que també va matar a gairebé tota la seva família (ells l'havien armat a casa seva…)

Però tot allò s'oculta i s'amaga als ulls dels pilots. Ells fan el treball solament, com es diu, acompleixen ordres, com màquines de bombardeig. En els últims dies s’ocupen d’aquestes ordres especialment, i els resultats estan a vista de tot el món: Gaça es llepa les ferides, com dos anys abans ho feia el Líban, i gairebé ningú no s’atura un minut per a preguntar-se si realment cal executar-les. No es podia evitar? Això aporta a la seguretat d'Israel i al seu perfil moral? Realment tornen els nostres aviadors sans i estalvis a llurs bases, o arriben com éssers insensibles, cecs i cruels?

Per Gideon Levi - Haaretz, 31 de diciembre de 2008

Traduït de l'hebreu al castellà per Ester Mann i Andrés Aldao

Traducció al català a cura d’Olga Pena Guiu i Gustavo F. Soppelsa

diumenge, 4 de gener de 2009

Pilotos sanos y salvos...


Traducido del hebreo por Ester Mann y Andrés Aldao

Por Gideon Levi - Haaretz, 31 de diciembre de 2008

Nuestros mejores hijos, los destinados a la aviación, están atacando en Gaza. Buenos muchachos de buenos hogares haciendo malas acciones. La mayoría, correctos, de buena presencia, seguros de sí mismos, muchos inclusive se consideran a sí mismos valiosos. Decenas de ellos salieron el sábado negro (27/12) a bombardear blancos del "polígono de Gaza".

Salieron a bombardear la formación de fin de curso de jóvenes policías que hallaron un trabajo fuera de serie en Gaza y los mataron por decenas; bombardearon una mezquita y de paso mataron a cinco niñas, todas hermanas, hijas de la familia Balusha (la más pequeña de cuatro años); bombardearon una estación de policía e hirieron a una vecina médica, internada en estado de coma en el hospital Shiffa, que está repleto hasta estallar por la cantidad de heridos y muertos; bombardearon una universidad, a la cual llaman entre nosotros el "Rafael palestino", destruyeron el hostal de las estudiantes; tiraron cientos de bombas desde el cielo azul sin ninguna oposición de los palestinos.

En cuatro días mataron a 375 personas. No diferenciaron, y no podían diferenciar, entre alguien del Hamás y una niña, entre un agente de tránsito y un disparador de kassam, entre un depósito de municiones y un consultorio médico, entre el primer piso y el segundo en un edificio habitado por decenas de niños. Según los informes, la mitad de los muertos fueron civiles inocentes. No podemos "quejarnos" de la puntería de los pilotos, no puede ser distinto cuando el arma es un avión y el blanco una franja de tierra donde los habitantes viven tan aglomerados. Nuestros excelentes aviadores son ahora héroes sobre los débiles: sin otra aviación que se le oponga, sin ninguna estructura defensiva contra ellos, bombardean y bombardean sin que nadie los moleste, como si estuviesen en vuelos de maniobras.

Es difícil saber lo que les pasa por la cabeza, qué ocurre en sus corazones. Dudo que sea relevante. Se los juzga por sus actos. De todas maneras, desde una altura de miles de pies el cuadro se ve aséptico, como las manchas de tinta del test de Rorschach: apuntar al objetivo, apretar el botón y ¡hop! se levanta una nube de humo negro. Otra vez dieron en el blanco. Ninguno de ellos ve la consecuencia de sus actos con sus propios ojos, ni antes ni después, sólo desde la altura del avión. Seguramente penetrados por los cuentos de terror sobre Gaza -nunca estuvieron allí- como si no existieran allí un millón y medio de personas que sólo quieren vivir con un mínimo de dignidad. Gaza, en la que hay jóvenes como ellos, con semejantes sueños humanos: estudiar, trabajar, formar una familia, aunque no tienen ninguna posibilidad de concretar, con o sin bombas.

¿Es que los pilotos piensan en ellos, los hijos de los refugiados cuyos padres y los padres de sus padres ya fueron expulsados de sus vidas?

¿Piensan acaso sobre los miles de heridos que quedan inválidos por el resto de sus vidas en una zona donde no hay un hospital digno de ese nombre ni siquiera un solo centro de rehabilitación? ¿Piensan acaso sobre el odio terrible que despiertan, no sólo en Gaza sino en todos los puntos del planeta, gracias a las tétricas fotos exhibidas?

No fueron los pilotos los que decidieron esta guerra, pero son sus ejecutores. Los que tomaron las decisiones son los que deberán rendir cuentas, pero los aviadores son sus asociados. Cuando vuelvan a sus casas recibirán grandes honores, como es costumbre entre nosotros, los mejores a la aviación. Creo que nadie tratará de alentar sus dudas morales, al contrario, son los verdaderos héroes de esta maldita guerra.

El vocero del ejército los congratula todas las noches resaltando el "trabajo extraordinario" que realizan, ignorando, por supuesto, también él, el cuadro devastador de Gaza. Después de todo, ellos no son los guardias fronterizos sádicos que torturan a los árabes en las callejuelas de Nablus y en la casba de Hebrón, o los crueles "mistarabim" (unidades de combate israelíes con vestimentas árabes), que matan a sangre fría y a quemarropa. Como hemos dicho, ellos son nuestros mejores hijos.

Tal vez si se encontraran una sola vez con las consecuencias de su "trabajo extraordinario", cambiarían de idea, pensarían dos veces sobre sus actos. Si fuesen una sola vez al hospital Alin en Jerusalem, en donde está internada hace ya tres años la pequeña María Aman, completamente paralizada, que mueve las ruedas de su silla y toda su vida sólo con la barbilla, se horrorizarían. María, la maravillosa, fue herida por una raqueta en Gaza, que también mató a casi toda su familia (ellos la habían fabricado...).

Pero todo esto se oculta y se esconde de los ojos de los pilotos. Ellos hacen el trabajo solamente, como se dice, cumplen órdenes, como máquinas de bombardeo. En los últimos días se esmeran en especial, y los resultados están ante los ojos de todo el mundo: Gaza se lame las heridas, igual que el Líbano hace dos años, y casi nadie se detiene un minuto para preguntarse si realmente es necesario. ¿No se podía evitar? ¿Aporta a la seguridad de Israel y a su perfil moral? ¿Realmente vuelven nuestros aviadores sanos y salvos a sus bases, o llegan como seres insensibles, ciegos y crueles?